Clinica dental Periogrup

La clínica

Ubicación

La clínica Periogrup está ubicada en un primer piso de un edificio del Paseo de Gracia de Barcelona, frente a la manzana de la discordia (Casa Batlló, Casa Amatller, Casa Lleó Morera…). Esta localización en pleno centro de la ciudad permite un acceso rápido y cómodo a todos los pacientes, bien utilizando los transportes públicos (autobús, metro, ferrocarril), bien el automóvil (parking de Paseo de Gracia)

Arquitectura

La reforma para transformar este piso en una clínica fue el primer proyecto del arquitecto Miquel Àngel Julià. El resultado final logra un interior amplio y luminoso mediante el juego de volúmenes que pretende favorecer el recorrido de la luz y permite una visión despejada entre los distintos ámbitos. Estas propiedades son percibidas por los pacientes desde el primer momento en que entran en la clínica

La clínica se divide en dos zonas bien diferenciadas y separadas por una puerta de cristal: por un lado el área no
clínica (entrada, recepción, sala de espera y aseo para los pacientes) y, por otro, el área sanitaria (cuatro boxes, una sala de esterilización, una habitación de rayos X, un despacho, y un aseo-vestuario para el personal médico)
La recepción está amueblada con un mostrador de haya y vidrio butiral y piezas a medida en madera de haya dispuestas de una forma que captan la atención del visitante

 

En la sala de espera el suelo es una tarima flotante de roble para dar una sensación de calidez y está equipada con una combinación de sillas y butacas que no colapsan el espacio existente


El box de primeras visitas y tratamientos de fase
higiénica goza de la entrada de luz procedente de un patio interior típico de una manzana del Ensanche barcelonés. Está equipada por una pequeña mesa y dos cómodas sillas donde se realiza la primera parte de la visita, y a continuación se puede pasar fácilmente al sillón dental para la exploración bucal o el tratamiento indicado, dentro del mismo box.

La silla dental aparece totalmente libre, exenta de artilugios. Éstos cuelgan del techo (lámpara dental) o están incorporados al mueble de trabajo. La amplitud del campo visual que percibe el paciente en la silla dental y la combinación de colores y planos del techo producen una sensación de relajación muy favorable para el momento del tratamiento

El quirófano dispone de una antesala para el lavado y preparación del paciente y el personal.

Mediante el uso de mamparas vidriadas se obtiene el efecto de aislar sin cerrar. El sillón está equipado con dos lámparas dentales colgadas del techo para evitar el efecto de sombras en las intervenciones.
La sala de esterilización está a la vista en el recorrido de los pacientes a los boxes como si fuera una caja transparente y se muestra sin tapujos, con la intención de indicar claramente que en la clínica existe un espacio dedicado a la esterilización del material


El objetivo final es que, desde un punto de vista arquitectónico, se acompañe al paciente a lo largo de todo el recorrido, desde el acceso y la recepción hasta la silla dental. El acompañamiento se lleva a cabo mediante las formas que definen los nuevos espacios, luces y colores. A través de las transparencias el paciente va descubriendo la maquinaria interna de la clínica, de modo que todo queda expuesto antes de cualquier intervención o tratamiento y nada lo sorprenderá